Covid-19 causa baja de 9.5 billones de toneladas en consumo de carne

Un informe de las Naciones Unidas revela que el consumo de carne caerá un 3%, su nivel más bajo en casi una década.


LIVE KINDLY


El brote de coronavirus está afectando gravemente a la industria cárnica. Los analistas predicen que la pandemia provocará una caída del 3 por ciento en el consumo mundial de carne este año. Eso equivale a unos 9.500 millones de toneladas.


Según el informe semestral de perspectivas alimentarias de la ONU sobre los mercados mundiales de alimentos, el consumo de carne per cápita caerá este año a su nivel más bajo en casi una década. La caída es la mayor caída desde 2000.


Varios factores están contribuyendo a esta disminución, incluidas las interrupciones del mercado relacionadas con COVID en la producción.



Los casos confirmados de coronavirus y las llamadas de los trabajadores han provocado que varias plantas de procesamiento de carne cierren o reduzcan sus operaciones. Algunas de las empresas cárnicas más importantes, incluidas Tyson Foods, Smithfield Food Inc. Cargill Ltd., National Beef Packing Co. y JBS, cerraron sus plantas tras los brotes.


La disminución de la demanda de productos cárnicos del sector alimentario también se debe al cierre de restaurantes y escuelas. En pocas palabras, el coronavirus está afectando actualmente la cantidad de carne que comen las personas.


Según la Dra. Shireen Kassam, hematóloga consultora y fundadora de la organización sin fines de lucro Plant Based Health Professionals UK, esto no es nada malo.


Si bien aún no está claro si se mantendrá la disminución en el consumo de carne, Kassam cree que el sistema alimentario debe cambiar.


“Comer menos o nada de carne ciertamente reducirá enormemente el riesgo de nuevas infecciones virales [como el coronavirus] y, por supuesto, la transmisión de bacterias de los alimentos. Este es un hecho indiscutible reconocido por organizaciones internacionales”, dijo a LIVEKINDLY.


COVID-19 y consumo de carne


Algunos expertos creen que el coronavirus se originó en el mercado mayorista de mariscos de Huanan en Wuhan, China. La enfermedad zoonótica se transfirió de un animal salvaje vendido para carne.


“Hasta tres de cada cuatro nuevas infecciones humanas en el último siglo han surgido en animales. [Se han] transmitido directa o indirectamente a los humanos a través del comercio de vida silvestre o granjas industriales”, reveló la Dra. Kassam.

Continuó: “Las granjas industriales son [también] un caldo de cultivo para las infecciones virales debido a las condiciones cerradas, abarrotadas y miserables y al estrés bajo el cual se mantienen los animales. [Esto] daña el sistema inmunológico del animal".



“Estas condiciones ayudan a mantener y propagar infecciones como la gripe aviar y porcina. Estos tipos de virus son propensos a mutaciones que pueden cambiar sus características. [Esto hace que] el virus sea capaz de transmitirse a los humanos que están en contacto cercano con los animales de la granja”, agregó.


Optar por alimentos de origen vegetal


La Dra. Kassam dice que la pandemia ha afectado de manera desproporcionada a las personas con problemas de salud subyacentes.


Estas condiciones de salud incluyen hipertensión, enfermedades cardíacas, cáncer y diabetes tipo 2. Las opciones dietéticas están relacionadas con la gran mayoría de estas afecciones.


“No se trata solo de comer o no comer carne. Nuestras dietas también son demasiado altas en alimentos procesados ​​y muy deficientes en alimentos vegetales integrales. La mayoría de la población simplemente no come suficientes frutas, verduras, cereales integrales y legumbres. [Estos] son ​​los alimentos asociados con [el] menor riesgo de enfermedad crónica”, dijo.


Ella dice que una dieta predominantemente basada en plantas tiene más probabilidades de prevenir enfermedades crónicas. También es más probable que respalde un sistema inmunológico saludable.


“La carne en la dieta no proporciona ningún nutriente que no esté fácilmente disponible en los alimentos vegetales. La carne no proporciona los miles de fitonutrientes presentes en los alimentos vegetales que están asociados con la salud y un riesgo reducido de enfermedad”, sentenció.

Los estudios muestran que una dieta de alimentos integrales y basada en plantas puede tratar eficazmente una serie de problemas de salud. Estos incluyen diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares, incluida la hipertensión, el colesterol alto y las enfermedades cardíacas.


La Dra. Kassam agregó: “Todavía no se sabe si esto ayudará a reducir el impacto del coronavirus. Pero ciertamente existe una sólida base científica para un posible impacto en la mejora de los resultados. Sobre todo teniendo en cuenta el hecho de que es poco probable que este virus desaparezca rápidamente y es probable que siga siendo un problema durante los próximos dos años".


¿Ya conoces nuestro canal de YouTube?

¡SUSCRÍBETE!



FUENTE: https://www.livekindly.co/9-5-billion-ton-drop-meat-consumption/

2,535 vistas