VIDEO: Drones muestran estanques repletos de excremento y orina de animales en granjas

Residuos que aceleran el calentamiento global y terminan en lagos, suelos y aguas subterráneas.


Jorge Tinoco

#ComerVegano


Drones descubrieron estanques repletos de excremento y orina de animales en granjas de la industria alimentaria. Residuos que terminan en lagos, contaminando suelos, aguas subterráneas; y lo peor: altos niveles de emisiones de gases de efecto invernadero que dejan esas cantidades de residuos y que aceleran el calentamiento global.

La organización Igualdad Animal hizo pública esta investigación realizada entre 2019 y 2020 con la ayuda de drones que sobrevolaron varias granjas ganaderas en Jalisco, principal estado ganadero en México que produce carne de diversos animales, huevos y leche.


"Estamos depositando en el ambiente cosas que no vamos a poder procesar para revertir los daños que se están causando. Por ejemplo, los terrenos que ahorita se utilizan para granjas porcícolas, después ya no vamos a poderlos utilizar para nada", dijo la Dra. Ruth de Celis, investigadora científica.

Por su parte, la Dra. Adriana Cossío, especialista en bienestar animal y conservación, comentó en el informe que "si estas heces con la lluvia y al estar expuestas al aire, se lixivian, y se van a los mantos freáticos, o se contamina el suelo, pues tú tienes una alta densidad de bacterias, en esas heces, que pueden estar contaminando el agua o el alimento".

De acuerdo a esta organización, cada año se matan en todo México más de 1,800 millones de animales para consumo humano; animales que pasaron su corta vida confinados en estas granjas, sometidos a prácticas inhumanas.


Reportes de esta investigación exponen altos niveles de emisiones de gases de efecto invernadero, provenientes de estos estanques llenos de excretas de los animales, y de descargas de aguas residuales que están contaminando el suelo y las aguas subterráneas de la zona. "Quizá el impacto más importante de la ganadería son los gases de efecto invernadero que generan las excretas animales. Un último reporte de la ONU nos dice que el 14.5% de todas las emisiones del mundo provienen precisamente de la ganadería y bueno, esto implica un porcentaje mayor que toda la industria del transporte junta", comentó la maestra en ciencias Karina González, directora ejecutiva de Alianza Alimentaria y Acción Climática, A.C.

Todo esto, dice el informe, implica una contaminación de gran magnitud en el aire, agua -de cuerpos tan importantes como el Lago de Chapala-, suelo y subsuelo, que afecta a la flora y fauna nativas, cosechas colindantes, vecinos de la zona y también a la salud de los animales dentro de las granjas; animales, que por supuesto después se comerá la población.


González agregó que "la principal práctica que genera más impactos ambientales por términos de pérdida de biodiversidad, degradación de la tierra, erosión, eutrofización, acidificación, inclusive, el mismo cambio climático, quitando la parte de las excretas, es alimentar a los animales con cultivos que pudieran ser directamente utilizados para humanos".


"Estamos quitando bosques y selvas para poner los cultivos para alimentar animales y para poner físicamente las granjas de animales. Eliminar por completo los productos de origen animal en las decisiones dietarias, podríamos reducir en el sector agrícola el 76% la deforestación, 49% las emisiones de gases de efecto invernadero, 50% la acidificación, 49% eutrofización, y hasta 19% el uso de agua fresca", finalizó.

La Dra. Cossío añadió que "producir alimentos de origen animal es muy caro, nos cuesta el planeta, les cuesta mucho a los animales, les cuesta la vida, a los animales... un sufrimiento prolongado". Derivado de esta investigación, la ONG informó que denunció 44 granjas ante las autoridades por hechos, actos y omisiones que pudiesen producir desequilibrio ecológico y daños al ambiente.

Estas granjas siguen en funcionamiento y por ahora no hay respuesta de las autoridades correspondientes.


Pero desafortunadamente, estas granjas además de matar animales, contaminar al planeta y enfermar a la población, no son las únicas ni en México ni en todo el mundo que están acabando con el planeta como consecuencia de los hábitos de consumo que nos han marcado durante años.


¿Ya conoces nuestro canal de YouTube?

¡SUSCRÍBETE!



968 vistas